Hoteles - Gran Manzana Kempinski

Reserva

Términos y Condiciones   
La politica de este Hotel indica que la edad de los niños debe de estar comprendida entre 1 y  11.99 años

Estancia

Habitaciones disponibles

Loading...
Loading...
Loading...
Loading...
Loading...
Loading...
Loading...
Loading...

Acerca de  Gran Manzana Kempinski

El Gran Hotel Manzana Kempinski La Habana ha sido descrito como el centro neurálgico que une la Habana Vieja. Ubicado en una gran parcela propia, El Gran Hotel Manzana conecta las cuatro calles principales de Neptuno, San Rafael, Zulueta y Montserrate, por lo que se le considera la puerta de entrada al centro turístico y comercial de la ciudad.

El Gran Hotel Kempinski se encuentra enfrente de El Floridita, un antiguo bar de cócteles que Hemingway solía visitar, mientras que al otro lado podemos ver el hermoso edificio Art Decó Bacardi y el Museo de Bellas Artes.

La construcción de la Manzana de Gómez (que es el nombre original del edificio) se inició en 1894 y finalmente fue terminada en 1910. La Manzana de Gómez consistía en un solo piso y en 1918 se amplió hasta la capacidad actual de cuatro pisos. La Manzana de Gómez fue el primer centro comercial cubierto en Cuba. Formando parte del turismo pre-revolucionario de Cuba, los visitantes americanos en sus viajes no se perdían la experiencia de comprar en la Manzana de Gómez, cuyo esplendor en esa época podría haberse comparado con La Galería La Fayette de Paris. Desafortunadamente, los años turbulentos que le sucedieron afectaron tanto a la fachada como al interior del edificio.

Después de la Revolución, el edificio mantuvo sus actividades comerciales mientras que acomodaba oficinas gubernamentales. El deterioro del edificio supuso el cierre del mismo y más adelante la renovación total dirigida por el lujoso grupo hotelero suizo Kempinski. La apertura de El Gran Hotel Manzana Kempinski fue planeada para el 2016, sin embargo, debido a retrasos en el proceso se confirmó para el 2017 y hoy ya abre sus puertas a todos.

El grupo Kempinski luce en sus estructuras estándares de lujo mientras que mantiene la esencia, la belleza rústica y los detalles originales. El hotel consta con 246 habitaciones elegantemente decoradas, todas con conexión a Internet, dos restaurantes de primera clase, una lujosa piscina, un gimnasio totalmente equipado y una espectacular terraza con vistas de la Habana. Todo ello con un servicio de 5 estrellas que asegura al cliente el máximo confort.

Avenida de México, esq Arroyo, La Habana

Museo del tren

El Museo del Ferrocarril de La Habana se encuentra en la antigua estación de Cristina, construida en 1859. El museo exhibe una gran colección de locomotoras antiguas, fotografías y materiales de señalización, así como una interesante reseña de la historia de los trenes cubanos. Cuba fue uno de los primeros países del mundo en construir una red ferroviaria, y los trenes en la isla comenzaron a funcionar al menos una década antes que los de España. En este museo encontrará locomotoras a vapor para vías anchas y angostas, así como locomotoras diesel y eléctricas. Uno de los elementos más importantes del museo es la locomotora La Junta de Fomento, que se compró en los EEUU en 1842. El museo también alberga un área que reproduce la sala de operaciones de una estación de tren de la primera mitad del siglo XX; y una sala de modelado ferroviario que exhibe modelos a escala de estaciones y equipos ferroviarios.

Calle Leonor Pérez No. 314, La Habana

Museo Casa Natal de José Martí

El Museo Casa Natal de José Martí es la casa en la que nació José Martí, un político e intelectual del siglo XIX y héroe nacional de la República de Cuba. Esta humilde casa de dos plantas fue convertida en museo en 1925 y declarada Monumento Nacional en 1949. Exhibe objetos personales de José Martí, cuyo espíritu se siente en cada rincón de la casa restaurada. Fue construida a principios del siglo XIX, bastante cerca de las murallas de la ciudad, y tiene las características típicas de muchas casas en el área: un techo de tejas y paredes de mortero. La casa fue restaurada y su colección enriquecida en un proceso comunitario en 1959. Es interesante saber que este museo contiene el único retrato al óleo conocido de José Martí.

Teniente Rey y Villegas, Habana Vieja, La Habana

Iglesia Santo Cristo del Buen Viaje

La Iglesia del Santo Cristo del Buen Viaje es una iglesia sencilla pero encantadora. Está ubicado en la Plaza del Cristo, en el lado oeste de la Habana Vieja, lejos del centro de la ciudad y las zonas turísticas. La estructura de la iglesia es intrigante por la simplicidad de sus torres y de sus fachadas laterales, en completa armonía con el carácter de las obras del siglo XVII. La iglesia fue construida en 1732 en el mismo lugar donde anteriormente había un santuario franciscano. Hoy en día se ha restaurado solo parcialmente, con sus hermosas vidrieras y techos de colores brillantes que son características más notables. Dentro de la iglesia, la imagen de Jesús en la Cruz entre viajeros y marineros se hizo muy popular porque se pensaba que impedía a las personas que sufrieran daños. Los viernes santos las procesiones parten del Convento de San Francisco de Asís y terminan en la Iglesia del Cristo. Las dimensiones de la plaza se planearon de acuerdo a las procesiones que iban a tener lugar en ella, marcando el final de las catorce cruces o Estaciones de la Cruz. La Plaza del Cristo es un lugar ideal si quiere alejarse de las zonas turísticas y ser testigo de cómo es la verdadera vida cubana.

Carretera de La Cabana, Habana del Este

Fortaleza de San Carlos de La Cabaña

La gran Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, conocida como 'La Cabaña', que corre junto al puerto, fue construida después de la captura de La Habana por los ingleses en 1763. La mayor de las estructuras militares construidas por España en América, esta fortaleza fue completada en 1774 y su presencia formó un elemento de disuasión completo y efectivo contra los enemigos del país. El polígono, que ocupa un área de alrededor de 10 hectáreas, consta de bastiones, revellines, fosos, pasillos cubiertos, cuarteles, plazas y tiendas. Está impresionantemente bien conservado, y los jardines y las murallas se iluminan románticamente por la noche. Esta fortaleza alberga la espectacular ceremonia nocturna de El Cañonazo de las Nueve, el disparo de un cañón que marcó el cierre de las puertas de la ciudad, una de las tradiciones más antiguas y atractivas de La Habana.

Sea el primero en escribir una reseña

Escriba una reseña

Gran Manzana Kempinski La Habana , cuba

Título

Su reseña

Tipo de viaje

  • Negocios
  • En pareja
  • En familia
  • Amigos
  • En solitario

Fecha de la visita

Ayude a otros viajeros a escoger una habitación (Opcional)

Comparta sus fotos (Opcional)

Nombre

Email

Skedio, S.L. CIF: B62163670. # Licencia de agencia de viaje: GC-3667 © 2020 Skedio Travel Group, Todos los derechos reservados